sábado, 25 de octubre de 2014

Y una vez más...

¡Hola!

Yo ya he perdido la cuenta de las veces que he escrito esta entrada. No, nunca he usado las mismas palabras. No, tampoco ha llevado el mismo título.

Pero la idea ha sido siempre la misma: volver a empezar.

¿Y por qué? ¿Por qué esta cabezonada de llevar un blog cuando este ya es el quinto o sexto intento? ¿Para qué seguir intentándolo?

Pues por una razón muy sencilla: me gustan los blogs. Puede que en ocasiones anteriores no haya sido capaz de estar a la altura, pero podéis creerme cuando os digo que todas las entradas que he escrito las he hecho con toda mi ilusión. Fueran mejores o peores, más o menos profundas, es igual. Me gusta escribir y, por tanto, la idea de hacerlo y que la gente pueda ver lo que creo me parece muy atrayente.

Esta vez no voy a empezar con la perodata habitual de promesas de mantenerlo a flote. No, ya no las voy a hacer. Dejaré que sea el futuro el que vaya decidiendo si esta vez es la buena o se quedará en una de tantas.

Pero he de decir que tengo esperanzas. En primer lugar, porque lo reabro después de un tiempo demasiado largo de sequía creativa. En segundo lugar, porque tengo bastante material preparado para ir colgando. Y, por último, la razón más importante: la esperanza es lo último que se pierde.

Quizá por eso he vuelto al inicio. La plantilla es la misma que usé en el primer blog que hice. La foto de perfil, también fue usada en otro de los muchos intentos.

He vuelto al inicio, sí... pero solo en la forma. Porque el contenido es nuevo. Porque ya no soy esa chica, ni tan siquiera la que se esforzó por escribir alguna entrada en el verano. No me preguntéis por qué, pero este año me siento completamente distinta. Pero a la vez la misma Anita de siempre.

Es raro, sí. Pero me gusta.

En esta ocasión, el blog no irá únicamente ligado a la literatura, porque mi mundo no son solo los libros. Hay mil cosas más que el resto de blogs no recogían. Por eso, en esta ocasión dedicaré un espacio también a los animales y la veterinaria, porque es mi vida. Y, por supuesto, también habrá espacio para la televisión o el cine.  O para tonterías simplemente. También tienen derecho a estar en mi mundo.

Espero no decepcionaros. Pero lo que más deseo es no decepcionarme a mí misma con este intento. Voy a trabajar con toda mi ilusión en este proyecto, tratando de mejorar y de aprender todo lo que pueda. Por eso, cualquier comentario, cualquier ayuda será recibida con los brazos abiertos.

Y ya dejo de enrollarme. Damas y caballeros...

¡¡¡¡¡¡BIENVENIDOS A MI MUNDO!!!!!! 

1 comentario: